El mundo cambia con Internet

0
541

La llegada de Internet ha cambiado la forma en la que el ser humano ocupa su tiempo de ocio. Muchos apuestan por el formato digital antes que por el formato físico a la hora de comprar películas, música o videojuegos. Pero, ¿qué más ha cambiado?

Casi todo se hace ya por Internet

El ordenador ha quedado en segundo plano frente a los teléfonos móviles a la hora de conectarse a Internet, especialmente entre los más jóvenes. Todos buscan algo en la red a lo largo del día, ya sea para descargarse un juego, encontrar una buena oferta para comprarse un sofá o estar al tanto de las novedades sobre su programa favorito.

En este aspecto, los programas te la televisión también han decidido modernizarse. ¿Qué ocurre si alguien se pierde su serie favorita, por ejemplo Velvet? Aunque algunos dirán que no hay problema, porque pueden verla al día siguiente en otra cadena de la misma empresa, siempre está la opción de acceder a la página web donde está el contenido para su visualización online.

El mundo cambia con Internet

Sálvame, concursos como Boom! o las series más famosas de la televisión se pueden ver online a través de estas cadenas. Incluso se pueden ver algunas en streaming desde las mismas páginas web.

Algunos otros programas han decidido cambiar su forma de llegar al público. Los programas de Tarot no solo se encuentran ya en televisión, sino que ahora se puede consultar las cartas a través de Internet. ¿La Teletienda? También se ha pasado a la moda de emitir sus anuncios a través de la red, así como los programas de juegos al azar, cuya emisión quedó prohibida en la televisión pública tras varias denuncias de estafa.

Algunas personas buscan debidamente este tipo de resultados en Internet, para conocer su futuro o para comprar algunos productos, mientras que otros acusan a las empresas que promocionan este contenido de engaño al utilizar anuncios “ocultos” en enlaces, razón por la que más de un 70% de los internautas cuentan con bloqueadores de publicidad instalados en sus principales buscadores.

Dejar respuesta